Pranayama. Capítulo 1

YOGA

Un pilar en la práctica del yoga. Alientos vitales que nos mueven. “Prana” significa respiración, vida, vitalidad, viento, energía y fuerza. “Ayama” es expansión, longitud o restricción. Al unir estos dos términos nos encontramos con la manera de ejercer un control de las funciones respiratorias. Por decirlo de algún modo, Pranayama es la ciencia de la respiración.

La vida del yogi no se mide por el número de sus días sino por el número de sus respiraciones.

He recibido muy pocas pautas sobre Pranayama, por lo que me estoy sumergiendo en estas aguas en solitario y sin saber muy bien cómo hacerlo. Aún así, sé que es algo que no puedo dejar de lado ya que la una respiración correcta es básico para la práctica de las asanas.

Tengo una buena guía en mis manos, así que mejor voy a ir por partes. Por capítulos. Poc a poc.

Antes de entrar en las técnicas de Pranayama, es importante saber algo sobre “bandhas, nadis y chakras”. Empezaré por los siete Chakras, que sé que es una palabra que a todos nos suena e incluso nos hace un poco de gracia. Pero va, vámonos a tomarlo en serio, yo la primera.

separador2

Definiremos Chakars como “ruedas o círculos que en el cuerpo humano sirven como centros reguladores de la maquinaria corporal” (Iyengar, 2005). Personalmente, lo entiendo como puntos de luz, puntos de energía localizados en unas zonas concretas de nuestro cuerpo a los que asociamos un sonido (mantra) y un color.

  • Muladhara chakra: situado en la región pelviana <<< LAM >>>
  • Svadhisthana chakra: por encima de los órganos de reproducción <<< VAM >>>
  • Manipura chakra: ombligo <<< RAM >>>
  • Anahata chakra: región cardíaca <<< YAM >>>
  • Visuddhi chakra: región faríngea <<< HAM >>>
  • Ajña chara: entrecejo, conocido como el “tercer ojo” <<< KSHAM >>>
  • Sahasrara chakra: en la cavidad cerebral, loto de los mil pétalos <<< OM >>>

la foto 1-003

Si nos fijamos dónde están situados, vemos que quedan perfectamente alineados:

la foto5

Para encontrar un sentido, digamos, científico a todo esto, podemos relacionar los chakras con las gándulas endocrinas, que nos suministran hormonas y otras secreciones internas del sistema. De este modo, Lam y Vam corresponden a los testículos, pene y próstata en los hombres y los ovarios, útero y vagina en las muejres. Ram se relaciona con los órganos abdominales, Yam con el coarzón y Ham puede ser la tiroides. Por último, Ksham y Om pueden constituir la materia cerebral y las glándulas pituitaria y pineal (Iyengar, 2005).

separador2

¿Cómo relacionamos los Chakras con el Pranayama? 

Siguiendo la teoría del yoga, el objetivo del Pranayama es despertar a Kundalini que resulta ser la “fuerza cósmica divina” que reside en nuestro cuerpo. Ésta, se simboliza con una serpiente enroscada que descansa en la base de nuestra columna vertebral (Muladhara chakra). Al entrar en la práctica del Pranayama, despertamos esta energía y la conducimos hacia arriba, de manera que va atravesando cada uno de los chakras explicados anteriormente. Una vez la serpiente llega al loto de los mil pétalos (Om), se une con el Alma Suprema.

hjdhkad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s