Cleanse diary 3.

Domingo. Escribo desde la cama antes de dormirme. Hemos acabado los dos días de detox que propuse anteriormente. Ahora es el momento de reflexionar un poco.

Desktop

Ha ido bien, mejor de lo esperado. Tam es una campeona. Sé que solo han sido dos días y que hay personas que alargan muchísimo tiempo este tipo de curas pero, sinceramente, no es lo más agradable del mundo. El menú que ideé nos ha ido bien, aunque al final hacíamos algunas variaciones.

Primero empiezas motivadísimo y encuentras que ese jugo verdoso está riquísimo. Te sientes orgulloso y esperas con ansias al siguiente. A medida que va avanzando el día, te van entrando ganas de masticar. Tu cerebro, que es muy listo, te llena la cabeza de pensamientos relacionados con el comer. Quieres devorar todas aquellas cosas que ahora tienes prohibidas.

Cometí un fallo. Ayer llegué a casa muy tarde porque me fui a tomar algo con unos amigos (pedí un té…) y esas horas se me hicieron muy pesadas. Tenía hambre, mucha. Entré por la puerta a las 3 de la mañana dispuesta a comerme un elefante. Estuve a punto de rendirme pero no, conseguí controlar mi mente y mantener la calma.

Esta mañana ha sido algo dura. No me apetecía nada beberme ese batido Tramuntana y seguía con hambre. Al final he pensado que solo me quedaban unas cuantas horas y que estaba en el ecuador de la cura, así que me he animado y he seguido. El resto del día ha ido bastante bien.

En cuanto a efectos, sí veo que he perdido peso. Me siento más ligera y deshinchada. Por otra parte, me noto que me faltan energías, incluso diré que esta tarde me dolía la cabeza. Pero eso significa que funciona, que tu cuerpo está trabajando y que todo lo que haces tiene un efecto en ti.

Sin duda es mejor hacer esto con algún tipo de apoyo. El hecho de que fuéramos dos chicas del piso que lo estábamos haciendo ha ayudado mucho. Ya no te sientes solo, compartes la experiencia y encuentras motivación en el otro. Así que si lees esto, gracias mi querida roomie.

Ahora toca dormir. Quiero despertarme mañana y desayunar, eso sí, las comidas de mañana deben ser ligeras y, sobretodo, sanas.

Bona nit.

separador2

PD: En mi cuenta de Instagram he recomendado el documental “Fat, Sick and Nearly Dead”, ya que mantiene relación con esto que he publicado. Puedes verlo aquí con subtítulos en español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: